Archivo de la etiqueta: propiedades de las algas

Incluye las algas a tu dieta, no te arrepentirás!

Desde hace un tiempo me hice amiga de las algas, ya sea en ensalada con salmón o como merienda a media tarde y ahora forman parte de mi dieta de mantenimiento de peso.

Luego de  investigar y descubrir que pueden ayudarnos mucho si estamos tratando de adelgazar o si simplemente queremos mantener nuestro peso me enamoré más de ellas, ya que contienen pocas calorías, buenos nutrientes y un efecto saciante, por consiguiente son buenas aliadas de una dieta saludable.

Del mar a la mesa, te indicamos todos sus beneficios

Puede que en Panamá las algas todavía no sean tan populares como en los países asiáticos, pero seguro que muchos de ustedes ya las han probado o incluso las consumen habitualmente, ya que cada vez es más fácil encontrarlas en supermercados de productos asiáticos, tiendas de comida orgánica o dentro de los deliciosos sushi rolls.

Estas verduras del mar incluyen proteínas vegetales libres de grasas saturadas y en muchas ocasiones con todos los aminoácidos esenciales que necesita nuestro organismo. Los hidratos de carbono que nos aportan son complejos, por lo que si hacemos deporte aprovecharemos al máximo la energía que nos suministran a largo plazo.

También contienen vitaminas, especialmente E y A, por lo que podemos incluir las algas entre los alimentos que nos ayudan a estar más guapos :) Y todo esto a cambio de cuántas calorías? Entre unas 2 y 50 aproximadamente cada 100 gr. dependiendo de la variedad.  Y esto es muy bueno!!!

Como también tienen un alto contenido en fibra, nos ayudan a saciarnos y mejoran el tránsito intestinal, un paso más para conseguir decirle adiós a esa molesta barriguita abultada. Además al ser muy ricas en yodo, las algas activan nuestro metabolismo (quemamos más calorías cuando estamos en reposo), aunque por la misma razón hay que evitar su consumo en caso de hipertiroidismo.

Algunas variedades fáciles de incorporar a nuestros platos

Muchas de ellas vienen incorporadas ya en la pasta, preparados para la sopa, etc. Pero si prefieres incluirlas en recetas caseras, estas son algunas de las que admiten elaboraciones muy rápidas y sencillas.

Nori: Si te gusta el sushi seguro que ya la conoces, podemos encontrarla en láminas (basta con tostarla un par de minutos) o en copos, que se pueden añadir directamente a cualquier plato: ensaladas, cremas, sopas etc.  Tiene propiedades antioxidantes y ayuda a bajar el colesterol malo y aumentar el bueno, además si tienes la piel grasa, contribuye a mejorar su aspecto.

Agar-Agar: Es una mezcla de algas secadas y tratadas que adquiere la apariencia de un plástico duro y transparente ¿Te gusta la ensalada china? Pues entonces ya la habrás comido en varias ocasiones. No tiene apenas calorías, es insabora pero se empapa del sabor de los condimentos o el aliño que utilicemos.  También sirve como buen sustitutivo de harinas o grasas para espesar guisos y puedes usarla incluso para hacer gelatina.

Wakame: Esta sí que es una de esas algas con aspecto de acabar de salir del mar, verde y alargadas pero no te dejes llevar por la apariencia, su sabor no es muy fuerte y tras unos minutos de remojo podemos combinarla tanto con recetas frías como calientes. Aporta calcio y si además vas a preparar legumbres, añadiéndola al agua de cocción hará que estas se cocinen más rápido.

Dulse: Ideal para eliminar líquidos, ya que contiene gran cantidad de potasio. Su aporte en Vitamina C, es clave para la formación de colágeno.  Se vende en unos copos muy finos, de color rosado, que se pueden echar directamente a cualquier preparación. Es más suave que el alga Wakame así que quizá sea la más recomendable también para iniciarse en este tipo de sabores marinos.

Aunque más difícil de conseguir, el alga Cochayuyoes una de las más ricas en fibra, ayuda a reducir el colesterol y encima es deliciosa. En una paella puede hacer de sustituta del marisco sin ningún problema.

Estos cinco tipos de alga son solo un pequeño ejemplo de la gran variedad que podemos disfrutar.

Aqui te dejamos una receta de ensalada con algas Wakame para que intentes hacerla:

Unknown

Esta deliciosa ensalada de algas se llama sunomono en japonés, y es perfecta para llevarla al trabajo.

La traducción de sunomono podría ser “eso a lo que le echas vinagre”, porque la base del aliño de esta ensalada es el vinagre de arroz. Si no tienes, usa algún vinagre suave, como el de manzana. La receta original incluye azúcar, que puedes sustituir por stevia.

Ingredientes:

  • Un pepino
  • Una cucharada de alga wakame seca
  • Palitos de cangrejo (surimi)
  • Langostinos cocidos (opcional)
  • Semillas de sésamo tostadas

Para el aliño

  • Dos cucharadas de vinagre de arroz (o de manzana)
  • Stevia
  • Un chorrito de salsa de soja

Pon en un recipiente hondo el alga wakame con agua caliente y deja que se rehidrate durante 15 minutos. Multiplicará su tamaño por diez.

Mientras esperas, pon bastante sal en una tabla de cortar y haz rodar el pepino sin pelar sobre la sal apretando con las manos. El pepino empezará a “sudar”, es decir, a soltar agua. Esto hace que tenga mejor color y sea menos amargo.Tras un rato corta el pepino en rodajas muy finas.

Mezcla los ingredientes del aliño. Escurre las algas apretando contra un colador para eliminar el exceso de agua. Combina con las rodajas de pepino, langostinos en pedacitos y palitos de cangrejo cortados.

Baña con el aliño y decora con semillas de sésamo, es deliciosa. Inténtalo!

Con cariño,

Firma-de-Yaila---font-angelina-800x200