Archivo de la etiqueta: estrés en la dieta

Estar a Dieta produce estrés?

Entrar a un régimen alimenticio especial no solo es un reto para tu cuerpo, también tu sistema nervioso resiente los cambios de la menor ingesta calórica, pero ¿estar a dieta puede causar estrés?

Y la respuesta es Sí!  El comienzo de una dieta o un programa de entrenamiento es una situación de supervivencia para nuestro cuerpo, por lo que empieza a liberar cortisol, el cual, a su vez provoca un exceso de retención de agua para ayudar a reconstruir el tejido muscular roto. Este funcionamiento del cortisol hace que haya un periodo de tiempo en el que se dé un aumento de peso de agua a medida que ajusta a un nuevo programa. El cortisol se conoce popularmente como la hormona del estrés y nos puede producir obesidad troncular, ya que redistribuye la grasa, hace que tengamos más grasa en la zona abdominal y menos en los brazos y las piernas.

IMG_3236

El cortisol (hidrocortisona) es una hormona esteroidea, o glucocorticoide, producida por la glándula suprarrenal que se libera como respuesta al estrés y a un nivel bajo de glucocorticoides en la sangre.  Es decir, la misión del cortisol es ayudarnos a sobrevivir en situaciones de estrés, cuando nos forzamos demasiado aumentamos el estrés diario en nuestro cuerpo, y eso provoca un estado de liberación de cortisol crónica.

Este estado de liberación de cortisol puede hacer que almacenemos el exceso de grasa como un instinto de supervivencia. Aunque suena bastante grave, por lo general es sólo un problema grave en las personas con malos hábitos de estilo de vida.

Una drástica modificación de hábitos alimenticios puede llevarte a experimentar niveles muy bajos de carbohidratos o azúcar y traer afectaciones como estrés y ansiedad. El hecho de no consumir alimentos ricos en carbohidratos como arroz, papas, pan y tortillas, además de dulces y frutas, reduce los niveles de azúcar en la sangre y resta energía a tu organismo.

 Esta condición, además de causarte estrés, puede provocarte lo siguiente:

  1. Sentir hambre y nerviosismo.
  2. Sudoración, mareos o desvanecimientos.
  3. Somnolencia, confusión, dificultad en el habla.
  4. Ansiedad y debilidad.

Basado en lo anterior te aconsejo lo siguiente:

  1. Autocontrólate: De acuerdo con especialistas el 90% de las acciones están bajo control directo del individuo. Una ligera modificación de tu dieta y la fuerza de voluntad te regresarán  a un mejor estado emocional.
  2.  No claudiques: El antojo de ciertos alimentos puede ocasionarte una recaída y volver a probarlos; lo ideal es no bajar la guardia. Recuerda que ya diste el primer paso al entrar a un régimen alimenticio especial.
  3. Comparte el estrés: No te alejes de tus familiares y amigos, ellos saben que la nueva forma en la que te alimentas ocasiona momentos difíciles. Si te conocen, sabrán como ser empáticos con tu causa y sobre todo, no traerán tentaciones a tu mesa.
  4. Aprende a elegir: Si los episodios de ansiedad son recurrentes, lo mejor es que platiques con tu asesor de pérdida de peso, para encontrar la forma de compensar la baja de azúcares o carbohidratos.

Adicional a estos consejos,  hay ciertos alimentos que pueden ayudar a combatir el estrés. Aquí están algunos de ellos.

  • Té verde: El té verde contiene potentes antioxidantes como polifenoles, flavonoides y catequinas. Todos estos antioxidantes ayudan mucho a tener un estado de ánimo positivo, debido a su efecto calmante sobre la mente y el cuerpo. Los efectos positivos del té verde se dan más entre las personas que no beben alcohol ni fuman.
  • Arándanos: Contienen gran cantidad de antioxidantes que ayudan mucho a reducir el nivel de estrés. Los arándanos también contienen vitaminas C y vitamina E, junto con minerales como el magnesio y el manganeso, que también son útiles para reducir el estrés. El consumo regular de arándanos te ayuda en el tratamiento de trastornos del estado de ánimo, la depresión, el insomnio y otros.
  • Leche: Un vaso de leche descremada te proporciona una buena cantidad de antioxidantes. La vitamina A, vitamina D, calcio y proteínas que se encuentran en la leche, combaten los radicales libres que se liberan cuando tienes estrés, ayudando a calmarte. La mejor manera de empezar el día es con un plato de cereal de grano entero con leche baja en grasa, el mejor desayuno de lucha contra el estrés.
  • Espinacas: Los vegetales verde oscuro como la espinaca son ricos en vitaminas C, A y B. Este vegetable, contiene una buena cantidad de minerales como calcio, potasio, magnesio y fósforo, los cuales reducen las hormonas del estrés en el cuerpo y estabilizan tu estado de ánimo. Una taza de espinaca al día te relaja y hace que tu cuerpo luche contra el estrés.
  • Almendras: Gracias a la vitamina E, vitamina B, magnesio, zinc, aceites saludables que son una excelente fuente de fibra, las almendras reducen la presión arterial y aumentan tu nivel de energía.
  • Chocolate oscuro: El consumo de alrededor de una onza y una media de chocolate negro al día puede reducir enormemente el nivel de hormonas de estrés presentes en el cuerpo. El chocolate contiene magnesio, que es un mineral que lucha contra el estrés, la fatiga, la depresión y la irritabilidad.
  • Salmón:  Los ácidos grasos omega-3 del salmón aumentan químicos cerebrales como la serotonina (que te ayuda a sentirte feliz) y regula el cortisol Lo recomendable es comer dos o tres porciones de salmón a la semana.
  • Arroz:  El arroz integral contiene una buena cantidad de vitaminas del grupo B, que son muy importantes en el mantenimiento de las células, tejidos y órganos. Cuando el cuerpo recibe la cantidad adecuada de vitaminas B, acumula menos estrés y sufre menos trastornos del estado de ánimo.
  • Aguacate (palta o avocado):  Gracias a sus nutrientes, el aguacate regula las hormonas del estrés, manteniendo los nervios y las células del cerebro sanas. El consumo diario de un aguacate reduce significativamente tu nivel de presión arterial y reduce el nivel de la hormona del estrés.

Espero que con estos consejos puedas manejar mejor el tema del estrés cuando estas realizando un régimen de pérdida de peso. Recuerda que la mejor manera de combatir el estrés es encontrar la causa detrás de él y luego tratar de resolverlo.

Haz sufrido de estrés junto a la dieta? Conocías como el cortisol afecta la pérdida de peso? Nos leemos en los comentarios.

Saludos,

Firma-de-Yaila---font-angelina-800x200